Conectados para ser uno

11 marzo 2016 0 Comentarios

cama noche

La noche trae la tranquilidad y el silencio a la ciudad. Hace diez minutos que he acostado a mi hijo Pol de 13 años, pero desde el sofá del comedor me parece oír lamentos. ¿Qué le pasa?

Con calma me acerco a su oscura habitación y descubro que está llorando, llorando en silencio para  no ser oído. Tal vez hoy tenía la atención más fina que nunca y por ello lo he captado, o simplemente tenía que ser así.

A través de la tenue luz que se filtra del comedor puedo ver su silueta. Me siento en su cama, le acaricio la espalda con amor mientras le pregunto cuál es su dolor. Él se incorpora entre sollozos, yo abrazo su cuerpecito con ternura y siento el palpitar de su corazón. Pecho a pecho, padre e hijo, frente a frente, el  pasado y el futuro, dos corazones unidos y sincronizados por el amor para ser UNO.

[Tweet “Cuando eres capaz de compartir abrazos en el trabajo las dificultades se hacen pequeñas”]

En medio de nuestra fusión surgen sus palabras, palabras que llevo conmigo y nunca olvidaré: “Papi, estaba pensando en la cama y esta noche me he dado cuenta que tú eres lo que más quiero“. Sus palabras tocan mi alma con dulzura, siento que mi hijo no puede regalarme palabras más  bonitas.

Nuestro abrazo se prolonga durante minutos, mientras las lágrimas recorren nuestros rostros y sellan nuestra conexión eterna.

Si un abrazo puede unir a dos personas sincronizando por unos segundos sus corazones y su respiración, ¿te imaginas lo que puede hacer con un equipo de personas?

¿Te imaginas cómo puede reducir sus diferencias mientras cultiva sus semejanzas? ¿Puedes oler ‘el buen rollo’ y la colaboración entre ellos para lograr lo imposible? ¿Te imaginas la potencia de un equipo unido bajo un mismo palpitar? ¿Puedes visualizar sus éxitos?

Cuando eres capaz de compartir abrazos con tus compañeros de trabajo, independientemente de la posición que ocupen en la empresa, sientes que todos y todas estamos en el mismo barco, con el mismo objetivo, compartiendo destino, las dificultades se hacen pequeñas y se alcanzan los éxitos.

Tags: , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *