EMPRESAS EN NAVIDAD

1 enero 2020 0 Comentarios

Días de navidad, adornos, comidas copiosas, presentes, conexión entre personas, alegría, magia, y sueños. Todo un mundo decorado para que “seamos felices” y nos sintamos alegres, para que nuestros mejores deseos afloren hacia los demás. Un espacio para cerrar un año y despedirnos de lo antiguo, mientras damos la bienvenida a lo nuevo, con los propósitos de cambio, aprendizaje, amor, o tan solo, de vida.

Igual sucede en las empresas, más decoradas y brillantes que nunca, algo más relajadas por los resultados hechos, se presentan atractivas y cercanas, donde podemos llegar a ver algunas sonrisas, e incluso una amabilidad extra: ¡Ha llegado la Navidad! Parece que, por un instante, todo se detiene, todo cambia, para abrir un tiempo de humanidad y hermandad entre los trabajadores. Conversaciones nuevas con tus jefes o con tus compañeros, facilitado por cenas de empresa, acompañados de regalos y paneras, pero … ¿Es autentico y profundo o tan solo un espejismo? ¿Cuánto perdurará esta ficticia realidad?

Cada vez encuentro a más personas que se preguntan porque sus grandes compañías se gastan una fortuna en celebraciones para deslumbrar al personal en estos días y después se regatea en salarios, porque en estas fechas “los jefes” se presentan cercanos mientras durante el trabajo diario ni te miran a la cara, porque en estas fechas abundan las sonrisas y luego parece que sea un bien escaso, porque hoy nos queremos todos y pasado mañana hay despidos, porque, porque, …Cada vez más trabajadores, y también algunos directivos, se muestran más desgastados por la hipocresía que reina en sus organizaciones, y poco a poco se van desconectando de las mismas, convirtiéndose en “robots” sin alma que acuden a sus puestos mecánicamente. ¿Cuando aprenderemos a escucharlos?

Según la LBS, al igual que otros muchos informes, se pone de manifiesto que se pueden hacer las cosas de otro modo (bienestar, agilidad, 4 días de trabajo semanal, …) sin renunciar a los resultados empresariales (+31% en productividad en empresas con alto nivel de felicidad). ¿Vas a seguir igual hasta que algo se rompa, o vas a cambiar tu camino? ¿Cuál es el primer paso que puedes dar?

Tags: , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *