GESTION DE PERSONAS (o de tomates & lechugas)

2 diciembre 2019 0 Comentarios

Mi hermana Carlota ha decidido poner su propio huerto en casa, un pequeño espacio donde compartir con sus niños la magia de cultivar. Han plantado lechugas, tomates, calabacines, pimientos y melones. En esta experiencia han vivido el ritual de regar, de sacar las malas hierbas, de protegerlos de los animales del bosque, … un sinfín de acciones, constancia y paciencia, para ver como la vida se abre paso y nos entrega sus frutos.

Ahora, que es momento de recoger, se observa una situación curiosa. No todo lo que se ha plantado ha dado los mismos frutos, y los podemos clasificar en 3 grupos de éxito. Los tomates y los calabacines han sido generosos, abundantes y grandes piezas que siguen aún creciendo. Los pimientos estarían en la zona intermedia, menos piezas y más pequeñas. Por último, las pobres lechugas que han sido muy escasas y rancias en tamaño, junto a los melones que no se han visto. ¿Qué ha marcado la diferencia si la tierra es la misma y las acciones tomadas también?

Cuando les preguntas a los niños, se da la casualidad que precisamente lechugas y melones no son “sus favoritos” (comen lo menos que pueden), mientras que les encantan los tomates y los calabacines. Mi teoría es sencilla, de alguna forma ellos han traspasado esta energía de amor – odio a las verduras, influyendo en su desarrollo, tanto en cantidad como en tamaño.

Eso mismo lo podemos observar en las empresas, con las ideas, los productos, los proyectos o las personas. Como aquellas personas en las que se cree y se apuesta, crecen, y aquellas que se arrinconan terminan marchitándose o saliendo para florecer en otro entorno. No siempre puedes apostar por todas cuando, por ejemplo, sale un puesto de trabajo, porque solo hay uno. Como líderes y compañeros, lo que sí está en nuestra mano es ofrecerles a todas las personas el mismo tiempo, el mismo soporte, el mismo trato, los mismos límites,  y, por encima de todo, nunca arrinconar a nadie porque ese el principio de su oportunidad. ¿Quién te dio la primera oportunidad a ti? ¿Cómo habría sido tu vida sin ella?

 

Tags: , , , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *