Mirada Millenial

17 junio 2020 0 Comentarios

Es nuestra tercera jornada del camino de Santiago, disfrutamos con Sergi (14 años) visitando las iglesias, y recogiendo los sellos para la compostelana. Todos los días las hemos encontrado abiertas, pero hoy domingo muchas de ellas están cerradas, lo que hace que verbalice sus dudas. ¿Cómo es que están cerradas? ¿No deberían estar siempre abiertas, ofreciendo misa para los caminantes al pasar o abiertas para que puedan visitarlas ¿Que van a hacer si están cerradas?¡Solo tienen esta oportunidad mientras van de paso en el camino!

Me parecen curiosas sus reflexiones y no dejo de ver la influencia que tiene, internet con su disponibilidad plena y en todo momento a los deseos de los internautas, para los chicos jóvenes y su forma de ver el mundo. Elijo lo que deseo, empaquetado en la forma que me gusta, en el momento que me apetece. Si tú no eres un millenial, ¿se te hubiese ocurrido a ti una idea semejante? A mi desde luego no, yo crecí con unas normas de disponibilidad (en la TV, tiendas, iglesias) a las que adaptarte y en las que recibir su beneficio, por lo que comprendo los límites (aunque en ocasiones no me gusten).

La expectativa de los jóvenes es la de recibir un servicio permanentemente, ellos se sienten el centro del mundo, pisan fuerte y exigen. Cuando hablo con ellos, proyectando su futuro profesional, presentan la misma mirada, una expectativa del mercado laboral muchas veces lejanas de la realidad que ofrecen. ¿Cómo no vamos a tener dificultades de comunicación y adaptación entre las distintas generaciones, en el prototipo de empresas actuales? ¿A quien le toca adaptarse? ¿a las empresas, los directivos, o los millenials? Probablemente una parte a cada uno de ellos.

Lo que parece seguro es que el futuro próximo, será muy distinto al pasado del que venimos. En 2030 se prevé que el 75% de la fuerza laboral sea millenial, el fututo es suyo, son los jóvenes quienes definirán su forma. Bajo mi mirada, son las empresas y sus directivos quienes tienen que dar los primeros pasos, dejando atrás sus miedos, transformando su mente, potenciando nuevas habilidades. Ellos son los que tienen el poder en las organizaciones, y por tanto el potencial de darle una nueva forma. Estamos hablando de un proceso de transformación que requerirá tiempo y adaptación de los líderes, de las pautas de comportamiento, de todos aquellos trabajadores de otras generaciones que deberán mover sus hábitos y creencias ¿Ya has empezado a hacer el cambio? Si quieres, te ayudo en el proceso.

Tags: , , , , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *