SOBREVIVIR EN UN MUNDO VUCA

5 marzo 2019 1 comentario

 

Un mundo tecnológico y tecnificado emerge en nuestras vidas cada mañana a través de móviles, asistentes virtuales, o altavoces inteligentes, pero esto no ha hecho más que empezar. Impresión 3D de órganos, realidad virtual para aprender, robótica, IOT para estar hiper conectados, inteligencia artificial y un sinfín de nuevas soluciones técnicas están en camino para “mejorar nuestras vidas” y empujar al ser humano a nuevos límites.

Todo se tecnifica, todo se acelera, y nuestro suelo de confianza, conocido, predecible y lineal, se transforma constantemente, haciéndonos sentir que la continuidad del mismo se reduce a pasos agigantados. Es el llamado mundo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo) que nos toca vivir. En este nuevo mundo, dos necesidades fundamentales toman fuerza: la formación constante y la pertenencia a algo mayor.

Cuando todo cambia parece lógico que lo aprendido en el pasado no es suficiente, pero ahora la necesidad va más allá. La velocidad del cambio imprimido por el desarrollo exponencial de la tecnología, hace que los conocimientos y habilidades tengan que re formularse constantemente, y además que tengamos que desarrollar capacidades humanas para sobrevivir a esta velocidad de cambio (flexibilidad, gestión del riesgo, inteligencia emocional, aceptación, …) y no caer en las garras del stress. Hoy se convierte en obligación formarte, no es una opción esperar que la empresa te lo pague, cada uno tiene que invertir en sí mismo y estar dispuesto y querer, aprender. ¿Seremos capaces de aprenderlo todo? ¿Podremos adquirirlo a la velocidad necesaria? ¿Cuál es el límite en nuestra capacidad de aprendizaje?

La segunda necesidad es la de pertenencia a algo mayor, un colectivo, una asociación, o cualquier entidad que nos permita sentir a otras personas a nuestro lado, que nos permita ver que el cambio es para todos, que nos ayude en los momentos difíciles que sin duda llegarán, que nos complemente, que nos facilite el aprendizaje. Un espacio donde todos los miembros dan y reciben de los demás. Quien no entregue y comparta valor no podrá pertenecer. En la era de la super conexión, de la tecnología que empequeñece las distancias y el mundo, el individuo se siente solo, solo frente a los cambios continuos, y busca refugio y fuerza en el grupo.

Dos movimientos para un futuro más fácil. Dos movimientos basados en la responsabilidad individual, porque en definitiva parten de uno mismo. ¿Ya has tomado tu decisión? Todas las entidades que las potencien o faciliten se convertirán en piezas claves del futuro. ¿Ya has elegido la tuya? El FUTURO no espera, el futuro se siembra HOY.

Tags: , , ,

Comentarios (1)

  1. Patricia dice:

    wao Jaume, me ha encantado… gracias! me has mostrado lo afortunada que soy y lo agradecida que me siento, la Asociación Altas Capacidades Pitágoras donde estoy cumple con creces estas dos necesidades en el día a día : la de aprendizaje permanente y la de pertenencia a un colectivo maravilloso.;)

Responder a Patricia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *