UN LUGAR PARA TENER EXITO

22 mayo 2019 0 Comentarios

Aprovechando que estoy en Terrasa he decidido visitar a Julia. Tan solo cruzar la puerta de su local sientes como la paz te invade, es como si el lugar te acogiese para recibirte (https://www.instagram.com/thelaundrybar_terrassa/). Los colores, los muebles, los detalles, la luz, el trato, … un todo que produce la magia, incluso las personas que hay en ese instante parecen integradas en su esencia, a la vez que te acompañan. No puedo resistirme a pedir una porción de tarta, así que ahora me tocara elegir algún te para acompañar. Me siento bien, me siento cómodo, preparado para hacer, escuchar o hablar.

 

En mi trabajo de acompañar y facilitar la transformación de la cultura, las organizaciones y el liderazgo, paso por muchas y muy distintas empresas, y si algo puedes ver rápidamente, es como la esencia y estilo del lugar de trabajo condiciona (en positivo o negativo) la forma de hacer de las personas que allí trabajan, y sin duda en los resultados que generan. Tan solo tienes que fijarte en la actitud que emanan las personas y correlacionarlo con el lugar ¿Qué te sucede cuando entras en una tienda oscura, desordenada y encima la persona que debe atenderte muestra indiferencia? ¿donde nació todo, en la persona que lo lleva o el lugar influyo a la persona?

 

Cada vez más se está trabajando con una arquitectura que favorezca la salud y las emociones positivas (http://indiarquitectura.com/), porque al menos deberíamos procurar que este elemento juegue a nuestro favor. ¿No condiciona el clima el tipo de vegetación y vida que sobrevive en él? Del mismo modo el lugar en el que trabajamos termina haciendo una “selección natural” acogiendo a los que se han adaptado a las condiciones que ofrece. Es un proceso lento e inconsciente que va cambiando nuestra forma de ser, hasta llegar a formar parte del paisaje. ¿Has visto alguna vez elementos que no encajan en el marco en el que están? ¿Que sucede normalmente con ellos? ¿cambiamos el entorno o retiramos lo que no encaja?

 

En la era donde todo cambia, donde el suelo que pisas firme hoy mañana es una ciénaga, donde no hay ya certezas permanentes, donde la inquietud corroe a las personas, hagamos que nuestros trabajadores estén en un espacio que les acoja, que saque sus mejores virtudes, que logre ilusionarles y pensar en GRANDE, porque solo desde allí podrán enfrentarse con éxito a los tremendos retos de los mercados

 

Tags: , , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *